Situada al noroeste del archipiélago de las Islas Malvinas, esta es una de las más pintorescas islas exteriores. Habitada desde hace más de 100 años, esta isla sólo ha tenido tres dueños, todos conscientes de la conservación del medio ambiente los que garantizaron la ausencia de gatos y ratas. Los primeros pobladores llevaron allí frondosos árboles que hoy son hogar para muchas pequeñas aves como el Reyezuelo de Cobb, Jilgueros y Tordos de Malvinas. 

Las playas de arena, colinas y acantilados bajos son plataformas excelentes desde el que ver la multitud de aves marinas y costeras de una u otra raza. Incluyendo pingüinos Gentoo y el pingüino de Magallanes, patos vapor, Ostreros de Magallanes, el caracara estriado y el halcón de espalda roja. Un creciente colonia de elefantes marinos del sur se puede encontrar en el punto noroeste.